¿Qué hacemos?

Transparencia | Aldeas Infantiles SOS República Dominicana

En Aldeas Infantiles SOS brindamos cuidado alternativo a niños y niñas que han perdido el cuidado familiar

Somos una organización internacional sin fines de lucro, no gubernamental e independiente, fundada en el año 1949 en Austria. Trabajamos por la restitución del derecho de los niños y niñas a vivir en familia, buscando que nuestra labor genere resultados sostenibles en el tiempo. En nuestro país fue fundada la primera aldea en el año 1979, a raíz del devastador ciclón David.
El grupo meta con el que trabajamos corresponde a niños que han perdido el cuidado familiar o están en riesgo de perderlo y nuestro accionar se rige por las Directrices sobre las Modalidades Alternativas emanadas de la Convención de los Derechos del Niño.
Realizamos esfuerzos para evitar la pérdida del cuidado. Cuando el niño, niña o adolescente se encuentra en esta circunstancia, su ingreso a la organización se tramita mediante el Consejo Nacional de la Niñez (CONANI), organismo rector de la infancia en el país.
En la actualidad, brindamos cuidado alternativo bajo la modalidad cuidado residencial de tipo familiar (“Familia SOS”) a más de 350 niño y niñas, adolescentes y jóvenes en tres programas de acogimiento localizados en Los Jardines del Norte, Los Mina y Santiago de los Caballeros.

En estos espacios, que procuramos sean entornos protectores, seguros y estables para los participantes, brindamos servicios que contribuyen al desarrollo integral de los niños y las niñas.
Con el apoyo de las cuidadoras de atención directa, facilitadores familiares (profesionales de la psicología, generalmente), trabajadores sociales y más especialista asegura a los participantes los siguientes servicios.
Educación y destrezas. En nuestro servicio de acogimiento familiar, el 98% de los participantes están matriculados en educación formal, el 56% de los jóvenes cursan entrenamientos técnicos y vocacionales y el 31% se encuentra inserto en universidades.
Alojamiento. Contamos con 34 casa individuales distribuidas en 3 programas de acogimiento tipo familiar dotadas de los artículos necesarios para el desarrollo de los NNAJ. En dichas casas se encuentran las familias, las cuales funcionan bajo un modelo atención residencial de tipo familiar.
Protección e inclusión social, tiene como objetivo articular entidades estatales la provisión de apoyo, a través de un conjunto de intervenciones orientadas a la promoción del desarrollo humano sostenible, reducir el riesgo y la vulnerabilidad de tipo social en las familias. En el marco de estas intervenciones, apoyamos a 751 familias y 2,521 niños, niñas y adolescentes en las distintas comunidades vulnerables del país y 34 familias en los programas de acogimiento familiar, en donde atendemos a otros 350 NNAJ.
Seguridad alimentaria y nutricional, partiendo de que este es un derecho de todos los seres humanos, es en ese marco que la organización garantiza este derecho a través de una inversión que asciende a RD$3,634.18 mensualmente por cada niño y niña, con el objetivo de disponer de los alimentos que satisfagan sus requerimientos nutricionales y para el logro d las condiciones ambientales y de salud que permitan el aprovechamiento de los alimentos que ellos consumen.
Salud física. El derecho a la salud queda garantizado en cada niño y niña, sin embrago, estas intervenciones tienen un costo importante, lo cual impacta de manera sensible a nuestro presupuesto, en este sentido los participantes reciben atenciones médicas en servicios privados, semi-privados y en última instancia atención medica pública, sobre todo en los casos de salud preventiva. En la actualidad sólo el 8% de los participantes cuentan con seguros provistos por el Estado.
Bienestar social y emocional. El objetivo de nuestros programas es el desarrollo del niño y de la niña en un entorno familiar protector, esto a la vez implica fomentar el desarrollo de la salud física y mental de estos de manera permanente, que les permita tener una infancia plena y el desarrollo de todo su potencial para prepararse para el futuro. Se reconoce la importancia de la participación del niño y de la niña en su propio desarrollo y se le involucra en la toma de decisiones de asuntos que atañen a su vida, de acuerdo a su edad, madurez y capacidad. Se promueve y apoya el desarrollo integral de estos.
Cuidado. Los referentes afectivos, cuidadoras o los cuidadores del niño y de la niña son los principales responsables de su educación y desarrollo. Pueden ser los padres biológicos, un miembro de la familia extensa, una madre o un padre SOS u otra persona diferente quienes asuman este rol, lo cual busca promover el cuidado adecuado, la generación de un entorno familiar protector y el bienestar físico y emocional, en donde estos puedan establecer relaciones estables de confianza con sus padres u otros cuidadores, hermanos y hermanas.
Para cubrir todas intervenciones descritas anteriormente, realizamos una inversión mensual en cada niño, que asciende a RD$22,892.00.
Promovemos la reintegración de los niños a sus familias de origen, trabajando con los referentes familiares para propiciar las condiciones que garanticen el bienestar del participante en su familia y comunidad.
En República Dominicana, Aldeas Infantiles SOS forma parte la Coalición ONGs por la Infancia y de Alianza ONG. A nivel internacional, Aldeas Infantiles SOS es miembro de la UNESCO y tiene un asesor permanente en el Consejo Económico y Social de la ONU. La organización, con presencia en más de 134 países, ha sido nominada en varias ocasiones al Premio Nobel de la Paz.

Misión

null

Creamos familias para niñas y niños necesitados, los apoyamos a formar su propio futuro y participamos en el desarrollo de sus comunidades.

Visión

null

Cada niño y cada niña pertenece a una familia y crece con amor, respeto y seguridad.

Valores

null

Audacia

Compromiso

Confianza

Responsabilidad